Tomás Carrillo

«La escuela fue mucho más que un lugar de educación para mí; fue el cimiento donde aprendí valores fundamentales como el respeto, la responsabilidad y la empatía.El compañerismo con mis amigos y la atención personalizada de mis maestros crearon un ambiente enriquecedor que facilitó mi formación educativa integral. Cada día fue una oportunidad para vivir experiencias enriquecedoras que ampliaron mi horizonte y fomentaron mi crecimiento personal. Los recuerdos imborrables que guardo de esos años son tesoros que aprecio con cariño, recordándome siempre la importancia y el impacto duradero de mi paso por la escuela.Si tuviera que resumir mi experiencia sería familia con amor, generosidad y empatía.»